Excursión a Jerez & Cádiz

150,00 €

Duración: 10:00 hasta 18:00

QUE VA INCLUIDO:

Transporte gratis desde Hotel (Cádiz, Jerez, Chiclana, El Puerto de Santa María, Rota)

Visita Guiada en Cádiz

Entrada en la Catedral de Cádiz

Visita Guiada en Jerez de la Frontera

Entrada al Alcázar de Jerez

Seguro Responsabilidad Civil y Accidentes

NO INCLUYE:

Comidas

Gastos personales

Más detalles

La cantidad mínima para solicitar este producto es de 2

Descuento para Grupos

Si sóis un grupo de Cada uno recibirá un descuento de Entre todos ahorrarán
4 25,00 € Hasta 100,00 €
6 45,00 € Hasta 270,00 €

Más info

Jerez de la Frontera





Pocos lugares en España gozan de un reconocimiento internacional como el que disfruta Jerez. Gracias a su vino -el "jerez" o "sherry"-, la tradición ecuestre y taurina, el flamenco y el motor, el nombre de esta ciudad andaluza hace mucho tiempo que traspasó fronteras.

Hasta sus alrededores llegaron los fenicios hace 3.000 años para fundar la colonia llamada Xera, la ciudad que mas tarde se llamó Ceret bajo el dominio romano, y Sheres o Xeres cuando fue fortaleza árabe. Con los Reyes Católicos se inició el próspero comercio de sus famosos vinos con los ingleses. Los musulmanes dejaron una honda huella en la ciudad, como el trazado urbanístico de los barrios enclavados en el corazón de la antigua medina árabe: San Lucas y San Mateo, que acoge su iglesia homónima, la Plaza del Mercado (sede del Museo Arqueológico) y el Palacio Riquelme.

Pero sin duda el vestigio andalusí más importante es el Alcázar de Jerez, hallándose en el interior del recinto amurallado la Mezquita, los Baños Árabes y el Jardín de los Olivos, con albercas y fuentes que armonizan a la perfección con el palacio barroco de Villavicencio, erigido sobre las ruinas del primitivo palacio islámico y en cuya torre el visitante puede visitar la original Cámara Oscura. Del gótico posee la ciudad muchas y valiosas muestras.

En el barrio de Santiago, cuna de la bulería, se enclava la Iglesia de Santiago, del s. XV, que guarda la imagen de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento, atribuida A la Roldana; la Iglesia Conventual de Santo Domingo y Iglesia de San Marcos también son buenos ejemplos de este estilo. Todas albergan algunas de las tallas que procesionarán por las calles de la ciudad durante la Semana Santa (fiesta grande de Jerez junto con la Feria del Caballo). Muy cerca se encuentra la Catedral, una bella  Obra barroca de gran monumentalidad. En su interior destaca la sillería del coro, la Virgen Niña de Zurbarán, una Inmaculada de Vaccaro, un crucificado de Juan de Arce y el Cristo de la Viga, gótico del s. XIV. La torre adyacente está construída sobre el antiguo minarete árabe.

.







La antigua Cádiz





La "Tacita de Plata" es considerada la ciudad más antigua de Occidente. Su fundación se debe (1100 a. C.) a los fenicios, pueblo marinero que haría de Gadir una importante colonia comercial en la que se asentarían posteriormente cartagineses, romanos, visigodos y musulmanes. Urbe cosmopolita y abierta, Colón escogió su puerto como punto de partida para su segundo viaje al Nuevo Mundo. La ciudad se convertiría, tras el declive del puerto de Sevilla, en puerto de Indias, aglutinando el flujo mercantil con América. Esta frenética actividad comercial se tradujo en una etapa de esplendor económico y cultural, en la que se erigen los palacios barrocos con sus características torres miradores.

La Catedral, visible desde el mar, en especial su cúpula recubierta de azulejos dorados, encaja a la perfección con la fisonomía gaditana de aires coloniales. Combina los estilos barroco y neoclásico y su tesoro es de los más importantesde España. El intenso comercio con las Indias despertó la codicia de los piratas haciendo necesario que la ciudad se fortificara. Los restos del primitivo aunque remodelado sistema defensivo de fuegos cruzados ideado por Vauban conforman una parte importante de la riqueza patrimonial de Cádiz. Las Puertas de Tierra conservan a ambos lados lienzos de muralla y semibaluartes como los de San Roque y Santa Elena. Un paseo por el Campo del Sur permite contemplar los baluartes defensivos de Los Mártires y Capuchinos, junto a La Caleta, escoltada por los Castillos de San Sebastián y Santa Catalina. En dirección a la Alameda Apodaca, pueden admirarse el Baluarte de la Candelaria y las Murallas de San Carlos. Las Murallas de las Puertas de Tierra separan claramente la ciudad nueva ganada al mar - estructurada a lo largo de una gran avenida y de su extenso y ambientado paseo marítimo - de la antigua. El casco histórico posee calles estrechas y pequeñas plazas con barrios tan populares como La Viña - el de los pescadores, el Mentidero, Santa María (verdadera sede del cante flamenco) y El Pópulo.

.

.



Recomendaciones

Llevar calzado cómodo, gorra, bebida, aperitivo, protección solar.

Your Store Copyright Here

Datos de Reserva

Después de guardar su producto personalizado, no olvide añadirlo a su carrito.

Texto

loader

* los campos requeridos